Spanish English

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Inicio > Nuestra Institución > Misión y Visión

 

Misión y Visión

Misión

Propender por la formación integral de profesionales en diferentes campos del conocimiento, seres humanos con sentido de responsabilidad social, que exalten en sí mismos y en los demás la dignidad humana para una sana y pacífica convivencia en medio de la diferencia, capaces de respetar y hacer respetar el entorno, de generar cambios y adaptarse proactivamente a las circunstancias que les imponen el mundo contemporáneo y sus desarrollos tecnológicos.


Visión

Fundamentados en la gestión integral de los procesos y centrados en claros propósitos del desarrollo humano, seremos una excelente alternativa de Educación Superior para la generación de conocimiento científico e innovaciones tecnológicas de alta calidad, con responsabilidad social y reconocida en los ámbitos local, nacional e internacional.



Principios

En ética los principios son los fundamentos, los primeros axiomas que, como tales, no son demostrados, sino, aceptados desde las particulares preferencias existenciales. Para la promoción del vivir cotidiano centrado en la ética, en la IUE se asume el compromiso con los siguientes principios, entendidos éstos como elementos composicionales de vida que se desean conservar en las actuaciones y reflexiones, puesto que ellos nos orientarán en el deseo de generar, conservar y ampliar el vivir ético en nuestras familias, en el espacio laboral y en la vida ciudadana en general. Dichos principios son:

LA VIDA: como fundamento de toda posibilidad para la condición humana.

LA LIBERTAD: como fundamento de posibilidad para la felicidad humana.

LA EQUIDAD: como fundamento para la convivencia pacífica.

LA RECTA INTENCIÓN: como fundamento para obrar con idoneidad


La IUE promueve y cultiva la vida en toda su dimensión. La naturaleza es la vida manifiesta en infinidad de formas. Todo en la naturaleza es vida en abundancia. Y no hay cultura si no hay seres vivos que generen la cultura con su vivir particular. La Institución entiende que la mejor manera de hacer una alabanza a la vida es a partir de un respeto incondicional a todas las formas de vida congruentes con la nuestra mediante: la investigación, el entendimiento, la comprensión y la divulgación de los procesos que generen armonía entre la biósfera y la antropósfera.

Por otro lado, sólo es posible la libertad humana si la vida también lo es. El ser humano es el artífice de la libertad. La libertad del ser humano está dada a su vez por la capacidad de elegir en primera instancia entre distintas opciones, tanto como por la capacidad de rectificar o reiterar lo elegido en una segunda instancia. La IUE entiende y promueve el ejercicio de la libertad para preservar, promover y cultivar la vida. La libertad es el fundamento de posibilidad para la vida digna y se fundamenta en el respeto por el propio querer. El ser humano es libre de respetar lo que auténticamente quiere y de hacerse responsable de ello.

Por último, la equidad se entiende como el fundamento de la posibilidad para la promoción humana. La IUE es una comunidad democrática y en ella se concibe que la libertad sólo es posible si se reconoce y practica la equidad como fundamento para la convivencia armónica con las personas y la naturaleza. Todos somos igualmente válidos y legítimos en convivencia unos con otros y nadie se atribuye un acceso privilegiado a la realidad.

Por tanto, en la institución se predica y practica la recta intención que reconoce el ejercicio de la autonomía personal, la equidad, la posibilidad de libertad y por tanto la promoción de la vida


Valores

En la ética, los valores son lo “valioso”, lo digno de ser cultivado y honrado con el vivir cultural respectivo. Se habla de valores humanos pues se considera que al practicar las acciones humanas que porten dichas características, se ampliará la humanidad que distingue a nuestra especie.

Los valores pretenden cierta objetividad en la interpretación de las acciones humanas, por tanto polarizan los criterios en una escala entre lo deseable y lo indeseable, entre el malestar y el bienestar. Los valores distribuyen las preferencias de los grupos humanos; unos prefieren determinados valores y otros eligen un listado diferente.

En otras palabras, los valores son preferencias sobre las conductas que deseamos para nosotros mismos porque las “valoramos” como las que efectivamente deseamos; es decir, los  valores morales son expresiones culturales de la forma de convivencia preferida por  una cultura específica. Son, como su nombre lo indica, valoraciones que una comunidad establece para la relación en sana convivencia.

 

Respeto: Reconocer y aceptar al otro como semejante aunque diferente.

Los servidores públicos de la institución nos comprometemos a mantener una actitud de comprensión y aceptación hacia las personas tratándolas con deferencia, consideración y reconociendo su integridad, dignidad, creencias, costumbres y derechos, entendiendo que el respeto es la base fundamental de una sana convivencia
 

Transparencia: Comportamiento serio y reflexivo, dispuesto a ser orientado.

Conducta permanente por parte de los servidores públicos de la institución orientada al respeto de los derechos de los ciudadanos, lo cual implica un compromiso en el manejo óptimo de la información, bienes y recursos públicos.
 

Compromiso: Actitud de responsabilidad por el cumplimiento de lo acordado.

Se entiende como la respuesta del servidor público a las exigencias de la institución, con actitud positiva de cooperación, prestando un servicio responsable, puntual y de calidad en la función social que nos compete
 

Responsabilidad: Capacidad de asumir las consecuencias de los actos propios, en consideración con la totalidad del entorno en el que nos movemos.

Cumplimiento con lealtad, sinceridad, honestidad y compromiso de las obligaciones como servidor público, asumiendo y aceptando las consecuencias de los actos libres y conscientes, utilizando en forma adecuada, los recursos disponibles en bien de la institución y la comunidad universitaria.

 

Disciplina: Compromiso constante con las actividades elegidas con libertad  y responsabilidad desde el respeto por el propio querer.

Actuación ordenada y perseverante para conseguir los objetivos propuestos.
 

Probidad: Rectitud e integridad en el actuar.

Desarrollo de las actuaciones de forma clara, transparente y honesta

Tolerancia  activa: Disposición para aceptar las diferencias individuales sin menoscabo de los derechos fundamentales.

Contribución mediante la aceptación del otro, a que las relaciones humanas se desenvuelvan en un ambiente de confianza y armonía en la institución, pues garantiza respaldo, seguridad y credibilidad en las personas.